Quince ayuntamientos piden al Gobierno que retire el recurso contra tres leyes valencianas

POR LAS “NOCIVAS CONSECUENCIAS” QUE CONLLEVARÍA SU ANULACIÓN

Quince ayuntamientos piden al Gobierno que retire el recurso contra tres leyes valencianas 

 

11/01/2016 – VALENCIA. Quince ayuntamientos han apoyado ya la iniciativa de la Associació de Juristes Valencians (AJV) para forzar al Gobierno central a retirar los recursos de inconstitucionalidad que podrían provocar “nocivas consecuencias” que afectarían “gravemente  a la vida cotidiana de los valencianos”, según esta asociación formada por profesionales del derecho. La más evidente, que los valencianos que contraigan matrimonio volverían a regirse por defecto por el régimen de gananciales, en lugar del de separación de bienes instaurado en 2008.

Las tres leyes recurridas, que están en vigor pero que podrían ser anuladas por el Constitucional son  la de Régimen Económico Matrimonial Valenciano, la de Relaciones familiares de los hijos e hijas cuyos progenitores no conviven -conocida como ley de custodia compartida– y la de Uniones de Hecho Formalizadas. Su anulación por parte del TC supondría no solo volver a regirse por las leyes del Estado sino cerrar la puerta a que las Corts pudieran legislar en el futuro sobre estas materias.

La asociación, constituida en 2013 con el fin de “ofrecer respuesta jurídica a las inquietudes sociales de los valencianos, reivindicando como instrumento para ello el pleno ejercicio de la competencia para legislar sobre derecho civil valenciano”, presentó 173 mociones en municipios de casi todas las comarcas de la Comunitat. Hasta ahora, han aprobado mociones solicitando la retirada de los recursos los plenos de Benifaió, Aldaia, Sumacarcer, L’Alcudia, Xeraco, Benigànim, Benifairó de la Valldigna, Morella, Carcaixent, Sueca, Simat de la Valldigna, Alberic, Benissa, Ondara y Manises. En casi todos ellos las mociones se han aprobado por unanimidad, según fuentes de la AJV. La iniciativa también cuenta con apoyo de organizaciones civiles, como el Ateneo Mercantil.

Las mociones aprobadas se ha remitido al Consell, a las Corts, al presidente del Gobierno español y a las Cortes Generales.

El objetivo de la campaña, según las mismas fuentes, es difundir en la sociedad las “nocivas consecuencias que conllevaría  la inconstitucionalidad de las normas valencianas de derecho civil”, lo que “afectaría gravemente a la vida cotidiana de los valencianos en las materias recurridas”.

La inconstitucionalidad haría necesaria la modificación urgente de la Constitución para dar respuesta a esta justa reivindicación que los valencianos entendíamos resuelta tras la reforma estatutaria del año 2006, que tuvo un respaldo inmenso en Les Corts y en Las Cortes Generales.

La asociación que preside José Ramón Chirivella está promoviendo distintas acciones para lograr que se retiren los recursos, que, afirma, “sea cual sea la resolución final que se adopte” por parte del TC, “están creando un clima de inseguridad jurídica nada deseable a la vez que perjudicial”.

Recuperación de los fueros

Según el texto del manifiesto al que se han adherido los ayuntamientos, “tras la abolición de los fueros en 1707 y los intentos reiterados para su recuperación en el ámbito civil, a instancia de juristas y políticos de diferentes épocas e ideologías, por fin el Estatuto de Autonomía de 2006, que reconoce la categoría de Nacionalidad Histórica al pueblo valenciano, asume la importancia del derecho civil foral valenciano dentro del ámbito competencial de la Generalitat, y restablece plenamente la competencia que sobre este derecho estuvo vigente en el Reino cristiano de Valencia desde el siglo XIII”.

La AJV afirma que este reconocimiento de los derechos está en la línea de otros estatutos como los de Aragón o Cataluña. Pero, añade, “como ha ocurrido en tantas ocasiones a lo largo de nuestra historia, desde Madrid se imponen cortapisas a nuestro autogobierno”.

El texto proclama que “los valencianos tenemos que ser conscientes de lo que suponen estos recursos planteados ante el Tribunal Constitucional por el Estado: un ataque a nuestra voluntad de dar solución en el ámbito del derecho privado a algunos de los problemas y retos que se nos plantean por el hecho de ser una sociedad moderna”.

En este sentido, destaca que “desde el año 2008, miles de parejas valencianas se han casado en separación de bienes; y hemos optado por la custodia compartida de padres y madres de los hijos en caso de separación, tal y como han hecho Navarra, Aragón, Euskadi y Cataluña, y como parece que también va a hacer el Parlamento para el resto de España (siguiendo, por cierto, el modelo valenciano)”.

Artículo en el ValenciaPlaza: valencia-plaza

 

Los comentarios están cerrados.